Este profesor vivió un año en un contenedor de basura, pero ¡no sientas lástima por él!


¿Qué es lo que necesita un ser humano para tener una vida cómoda? ¿Mucho dinero? ¿Una casa grande? ¿Una sala espaciosa, una cocina y algunos dormitorios?

Jeff Wilson, profesor de ecología de la Universidad de Texas, cree que nada de eso es necesario: puedes renunciar a la mitad de lo que tienes sin perder nada. El profesor decidió defender su punto de vista con un experimento inusual.

Durante algunos años Wilson vivió en una casa grande con una superficie de 230 metros cuadrados. Sin embargo, tras pasar por un divorcio, decidió mudarse a una casa rentada 5 veces más pequeña que su vivienda anterior. Desde entonces el profesor empezó a planear mudarse a un contenedor de basura.

Cuando su contrato de renta iba a finalizar, Wilson empezó a vender todas sus cosas, quedándose únicamente con una maleta pequeña con ropa. Después de eso, pasó 7 meses durmiendo en el piso de su oficina, preparándose para el experimento. Según sus condiciones, tenía que vivir en un contenedor de basura de una superficie de 3 metros cuadrados. Y no, no se volvió loco.

En 2014 Jeff se mudó a su nueva casa, la cual no se podía considerar para nada un lugar cómodo para vivir. Durante los primeros 6 meses no le hizo ningún cambio al contenedor y durmió únicamente sobre cajas de cartón, las cuales puso en el fondo del contenedor para entender qué tipo de comodidades necesitaba de verdad.

Ante todo, el profesor instaló aire acondicionado: de día el contenedor podía calentarse a 55°C, lo cual lo convertía básicamente en un horno. El siguiente paso fue la instalación de un piso con cajones integrados para guardar sus cosas y pintar las paredes de color blanco. Poco a poco el contenedor se volvía más cómodo.

Jeff empezó a acondicionar su pequeña vivienda. Le puso alfombras coloridas, colgó bordados. Con ayuda de un colchón pequeño y unas almohadas se hizo una cama cómoda. Colgó un “atrapador de sueños” y otros detalles simpáticos.

Ahora es difícil de creer que de verdad es un simple contenedor de basura porque cuenta con todo lo necesario, incluyendo electricidad, bañouna pequeña estufa para cocinar.

Claro que el profesor de Texas no invita a todo el mundo a vivir en los contenedores de basura. Con su proyecto inusual Jeff quiso mostrar que es posible ocupar menos espacio, ahorrar agua y energía y producir la menor cantidad posible de residuos.

Y, sobre todo, que nuestra felicidad y comodidad dependen únicamente de nosotros mismos, no de las condiciones en las que estamos.


Comments 0

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Choose A Format
Personality quiz
Series of questions that intends to reveal something about the personality
Trivia quiz
Series of questions with right and wrong answers that intends to check knowledge
Poll
Voting to make decisions or determine opinions
Story
Formatted Text with Embeds and Visuals
List
The Classic Internet Listicles
Countdown
The Classic Internet Countdowns
Open List
Submit your own item and vote up for the best submission
Ranked List
Upvote or downvote to decide the best list item
Meme
Upload your own images to make custom memes
Video
Youtube, Vimeo or Vine Embeds
Audio
Soundcloud or Mixcloud Embeds
Image
Photo or GIF
Gif
GIF format